¿Cuál es el proceso a seguir para ser aprobado un proyecto de ley?

Actualizado: jun 15


El proceso legislativo comienza en la Cámara de Diputados, con la excepción de los presentados por los senadores, que comienzan a procesarse en el Senado Federal. Cuando el proyecto llega al parlamento, un equipo inicia las formalidades técnicas de su recepción y presentación, y luego se envía a las comisiones con competencia regulatoria para examinar la propuesta, de acuerdo con su tema. "En la Cámara de Diputados, hay 25 comisiones permanentes sobre diferentes temas, como economía, medio ambiente, desarrollo urbano, educación ... etc.

En el Senado, hay 15 comisiones permanentes", subrayando que todas las propuestas pasan por la Comisión de Constitución y Justicia ( CCJ), responsable de analizar la constitucionalidad de los asuntos.

Después de llegar al comité, el presidente, sea del senado o del congreso, elige un relator para el proyecto. Este parlamentar dará su opinión, es decir, una opinión razonada que originará el informe que los otros miembros votarán. El ponente es responsable de sugerir cambios, aprobación o rechazo de la propuesta.

Si el proyecto de ley es aprobado por la Cámara y el Senado sin cambios, se envía al Presidente de la República, que tiene 15 días para sancionarlo o vetarlo. Si es aceptado por el Ejecutivo(Presidente de la República), tiene un período de 48 horas para publicarlo en la Gaceta Oficial Federal para que, de hecho, adquiera el carácter de ley y entre en vigencia en todo el país. La Legislatura tiene el poder de revocar el veto presidencial, sin embargo, para que eso suceda, necesitamos la mayoría absoluta de diputados y senadores.

“Normalmente comparo este proceso con un juego de mesa. El camino que debe seguir una propuesta hasta que se convierta en ley es intenso y tortuoso, e implica mucha habilidad y articulación política. Existen varios dispositivos para retrasar la votación, por ejemplo, cuando el proyecto de ley se considera en el comité, el parlamentar puede sugerir una audiencia pública para instruir el asunto o solicitar un período más largo para analizar el contenido, invitando a especialistas a debatir el tema. Si los comités lo aprueban de manera concluyente, lo envían directamente al Senado, sin pasar por la sesión plenaria de la Cámara.


No todas las propuestas son iguales.

Existen diferentes modelos de propuestas legislativas, cada una tiene una forma diferente de procesamiento. Las Propuestas de enmienda constitucional, por ejemplo, conocidas como PEC, recorren un largo camino en su apreciación. PEC es un cambio en la Constitución. Para presentarlo, el parlamentario necesita recolectar firmas de al menos un tercio de sus colegas, lo cual es válido para cada Cámara. Este voto es mucho más complicado y difícil. Se requieren 308 diputados federales y 49 senadores para su aprobación, después de dos rondas de discusión. Muy diferente de los proyectos de ley ordinarios.

Contra los PEC, las medidas provisionales, o parlamentarios, proceden mucho más rápidamente en el parlamento. Estas son normas con fuerza de ley, indicadas por el Presidente de la República en situaciones de relevancia y urgencia, deben votarse dentro de los 120 días y tener el poder de bloquear la agenda de la sesión plenaria de la Cámara o el Senado después de 45 días de su edición. Todavía hay otras propuestas, como resoluciones, leyes ordinarias y complementarias, además de decretos legislativos.


¿Cualquiera puede sugerir?

Además de los diputados, los senadores, los comités del Congreso y el presidente, el Tribunal Supremo Federal, los tribunales superiores y el fiscal general también pueden sugerir proyectos de ley. Además, los ciudadanos brasileños tienen instrumentos para hacer que sus ideas formen parte de la legislación brasileña.

Para presentar un proyecto, es necesario reunir alrededor de 1,5 millones de firmas, con 0.3% de votantes de al menos cinco estados. Un ejemplo de tales acciones es la Ley de Registro Limpio. Otra forma de participación es a través del sitio web del Congreso Nacional, donde los ciudadanos pueden dar su opinión sobre los asuntos que están considerando los parlamentarios.

“Cualquiera puede registrarse en el sitio web del Senado y enviar ideas. Si la sugerencia recibe el apoyo de al menos 20,000 usuarios de Internet dentro de cuatro meses, se remite a la Comisión de Derechos Humanos, que podría convertirse en un proyecto de ley.

Es una forma de ciudadanía que vale la pena explorar, una alianza entre tecnología y democracia.

Dejamos como sugerencia y como complemento a lo aquí expuesto el siguiente vídeo #forasteroenbrasil #extranjeros #brasil #venezolanosenbrasil #colombianosenbrasil #argentinocenbrasil #peruanosenbrasil #chilenosenbrasil #cubanosenbrasil

68 vistas
 

©2020 por Forastero en Brasil. Creada con Wix.com